El ranking de ventas de un producto en Amazon está relacionado con el número de ventas de ese producto, asociado a otra serie de factores desconocidos. Sin embargo, parece obvio que, para mejorar el ranking de ventas hay que vender más y con mayor frecuencia que la competencia, lo que se consigue mediante un buen posicionamiento SEO. Hablamos de un círculo que se retroalimenta y conduce al éxito.

Sin embargo, al margen de que la visibilidad de un producto en los resultados de búsqueda influye en las ventas de forma proporcional, existen fórmulas más allá del SEO que pueden ayudar a incrementar las ventas.

  • Los anuncios en plataformas. Se pueden usar los PPC del propio Amazon o incluso campañas como las de Google Adwords o Facebook Ads.
  • Cupones descuento. Se trata de producir códigos descuento propios a través del mismo Amazon. Se debe controlar el descuento y su validez, para que no vacíen existencias a un precio nada competitivo para el vendedor.
  • Bajada de stock. Con esto se consigue una sensación de escasez que, aunque no es real, hace que el comprador tenga la necesidad inmediata de comprar “antes de que el producto se agote”.
  • Abaratar el precio. Ofrecer un precio reducido, de manera que Amazon muestre el precio original tachado al lado del nuevo más barato, lo que hace que el comprador tenga la sensación de adquirir un chollo.

Todos los caminos conducen al mismo fin: vender. Este es el modo en que se puede conseguir desbancar a los competidores de categoría y mejorar el SR de Amazon.

 

.